Imagen Gráfica F.F.F. 2020

Conocer la historia de nuestra tierra, es escencial para comprender que el futuro se enlaza inevitablemente a través del pasado. Y es que el pasado se funde al presente, conformando el cimiento de la tradición y dando paso a la innovación.
Bajo un estilo gráfico sutil y minimalista; se observa como ícono principal un guaytambo, fruta tradicional y representativa de la ciudad que nos remonta al pasado mientras la conecta con el presente. En cuyo centro nace un reloj análogo, marcando el momento exacto en que la tierra tembló, estremeciendo con fuerza los corazones de los ambateños. Las ondas que se aprecian en la parte inferior del guaytambo, simboliza los movimientos tectónicos que produjeron el terremoto de 1949. Finalmente el colibrí representa la diversidad y la belleza de nuestra tierra.
En la parte superior se alza una ciudad fuerte e impetuosa, con la catedral como elemento central que simboliza el levantar del pueblo, el trabajo y pujanza singular de su gente en el resurgimiento de la ciudad. Los elementos orgánicos de sus formas, confortan visualmente la proyección de Ambato hacia el futuro, como una ciudad que continúa caminando unida y conectada en búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, que mejora la calidad de vida de las varias generaciones que conforman sus habitantes, dotando de armonía el entorno ciudad-naturaleza.
El slogan de esta edición combina una tipografía caligráfica que refleja la historia y tradición con una tipografia sin serifa que transmite modernidad y fuerza.
Hoy miramos al pasado con orgullo y al futuro con esperanza, con el compromiso de prevalecer el legado y heredar un entorno saludable en un Ambato productivo.